Viajar en Semana Santa a la Costa Brava

Elegir un destino al que ir para aprovechar el puente de Semana Santa a menudo se convierte en un eterno vaivén de sugerencias, si no se viaja solo el proceso de elección puede eternizarse hasta el punto de hacer que se pierdan los estribos o, peor aún, las oportunidades de aprovechar una buena oferta.

Como no queremos que pierdas tu preciado tiempo preguntándote si mar o montaña, si campo o ciudad, te proponemos visitar la Costa Brava en Semana Santa. ¿Por qué elegir este destino y no otro lugar? Sinceramente, en demasiadas ocasiones olvidamos la increíble riqueza paisajística que tiene España, de norte a sur, la diversidad está al alcance de unas cuantas horas en coche (muchas menos si se viaja en avión) y no hay que irse tan lejos para quedarse embelesado con la cultura, la gastronomía y la gente que da vida a cada rincón del país.

La Costa Brava es reconocida por sus increíbles playas y calas de aguas cristalinas, sin embargo, también los pueblos de alrededor ofrecen experiencias inolvidables en Semana Santa con su tradición. Explorar lo distinto será una aventura apasionante con la que disfrutar de tus vacaciones en estas fechas tan señaladas.

Paisajes de ensueño: el mar en estado puro

Empezamos por lo que todo el mundo sabe, el paisaje de la Costa Brava es imponente. Desde Blanes a Cadaqués, las playas y calas que se suceden tienen ese aspecto paradisíaco que nada tiene que envidiar a las caribeñas. Entre las que más destacan, la cala de la Illa Roja se describe así por la enorme roca rojiza que se erige sobre el azul del mar. Otra, de entre muchas que no puedes dejar de visitar, es la Cala Rustella en Roses, rodeada de extensa vegetación.

Cadaqués: el pueblo que adoraba Salvador Dalí

Este hermoso pueblo que limita el norte de la Costa Brava no en vano fue bautizado por el célebre pintor Dalí como “el pueblo más bonito del mundo”. Cercado por el paisaje del Parque Natural del Cap de Creus, Cadaqués mantiene su aspecto de antiguo pueblo marítimo de casitas blancas y barcas reposando en las calas. Además, podrás dar un paseo para visitar la casa de Dalí.

Semana santa en la Costa Brava

Las procesiones en los pueblos de la Costa Brava son todo un espectáculo de tradición y religión. La Procesión del Santo Entierro que tiene lugar en Girona data de mediados del siglo XVII, en ella participan más de 1200 personas y 119 soldados manaies. Éstos últimos van vestidos de legionarios romanos y desfilan al son de la música, marcando el ritmo a cada paso que dan con sus lanzas.

Gastronomía de lujo en la Costa Brava

El arroz de marisco, las gambas de Palamós y el suquet de peix figuran como protagonistas de la cocina de la Costa Brava. Si el bolsillo lo permite, muchos de los pupilos del gran Ferran Adrià han montado sus propios restaurantes y algunos de ellos cuentan ya con Estrellas Michelín.

Entrando aquí puedes encontrar las mejores ofertas para disfrutar de la Semana Santa en la Costa Brava ¡vive unas vacaciones inolvidables!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies