Parador de Oropesa

Instalado en el monumental castillo-palacio de Oropesa, cuya construcción se inició en el siglo XII, el nombre de este parador se debe a que entre los muros de este edificio habitó Francisco de Toledo, quinto virrey del Perú. Entre los principales personajes históricos que en él se han alojado cabe citar a Carlos I o Santa Teresa de Jesús.

A pesar de estar dotado de todos los adelantos, este castillo ha conservado prácticamente intacta su estructura, tanto exterior como interiormente. Fue habilitado como parador en 1930 y es el segundo, después del de Gredos, en lo que a antigüedad se refiere.

Tras diversas reformas este palacio está perfectamente ambientado, para lo que se han cuidado todos los detalles. Se han empleado muebles rústicos, motivos de caza, antigüedades y piezas de cerámica, procedentes de las inmediaciones.

Sus cuarenta y ocho habitaciones son amplias y luminosas, y la piscina, que como otras dependencias muestra espléndidas vistas de la sierra de Gredos, invita a relajarse en los cálidos meses del verano.

En el espléndido comedor de estilo gótico, con muebles castellanos, se ofrece la mejor selección de gastronomía regional de toda la ciudad. Se trata de recetas sabrosas, a través de las cuales se descubre un modo de vida y unas costumbres ancestrales transmitidas de generación en generación. También dispone de menú infantil y vinos de las principales denominaciones de origen nacional.

 

 

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies