Hoteles en problemas

Según aseguran Rebecca Nash, de 22 años, y Hope Stubbings de 19, que habían hecho una reserva telefónica en el Hotel Plaza de Brunswick, el gerente les dijo al llegar que no había habitaciones disponibles, y que sólo se aceptaban parejas heterosexuales y familias.

En el hotel, por otra parte aseguran que no se había hecho la reserva, y que sólo preguntaron si había alguna disponibilidad en el albergue. Lo que forzó el rechazo de la pareja fue la conducta inapropiada que mantuvieron en el hall.

Por otra parte, en el Hotel Peel, en Australia, de clientela homosexual, prohibieron el ingreso a heterosexuales y lesbianas.

El propietario del hotel, Tom McFeely manifiesta que: “a pesar de que el hotel da la bienvenida a todo el mundo, su clientela homosexual masculina ha expresado su disconformidad por el número de heterosexuales y lesbianas que llegaron al hotel el año pasado”.

Helen Szohe, presidenta de la comisión dijo que: “la clientela gay del hotel había experimentado hostigamiento y violencia”. «(Ellos) además se han sentido como si fueran un zoológico de exhibición, con grandes grupos de mujeres yendo al club a hacer despedidas de soltera».

Lo peor es que las leyes en Australia prohíben la discriminación de cualquier tipo; a pesar de lo cual el tribunal administrativo y civil de Victoria, decidió que el Hotel Peelen en Melbourne, puede rechazar parroquianos por su sexualidad.

¿Alguien entiende algo?

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies