Hotel Rey Fernando II de León

Del castillo que levantó el rey Fernando II, integrado en las defensas de la ciudad, no queda más que la majestuosa Torre del Caracol; el resto fue destruido por los franceses en 1808.

La torre, del siglo XV, destaca por su planta cuadrada y sus cuatro torretas circulares en los ángulos, y conserva un magnífico artesonado mudéjar. Cuando se decidió convertirla en parador, se levantaron dos modernas alas para acoger las habitaciones y el comedor.

En su decoración se ha intentado mantener el estilo de castillo mediante tapices, lámparas forjadas y artesonados. Hay una cafetería en la planta baja y un precioso bar descendiendo por la escalera de la torre.

Las habitaciones de las plantas superiores tienen una pequeña terraza con excelentes vistas sobre el río Órbigo. El mobiliario se caracteriza por su sencillez. Los jardines exteriores son muy agradables y bien cuidados, y la piscina ha mejorado las instalaciones dedicadas al descanso.

A veintiocho quilómetros de Benavente, donde está situado este hotel, se encuentran las lagunas de Villafáfila, una de las zonas de mayor interés ecológico de la comarca.

Desde el punto de vista de la fauna, destaca especialmente la presencia de avutardas, cuyo número es de dos mil ejemplares; como así también del ganso, además de numerosas especies de patos.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies