Esquí con niños-consejos para planificar unas vacaciones de esquí en familia

Ir a unas vacaciones de esquí requiere una planificación completa y más cuando vamos a esquiar con niños. Con estos simples consejos, puedes disfrutar fácilmente de unas divertidas vacaciones de esquí familiar sin estrés y complicaciones.

El primer consejo es comprometer tus expectativas y la realidad de esquiar con niños.

Tal vez esto sea lo más difícil de hacer si eres un entusiasta esquiador. Probablemente sea lo más importante que puedes hacer para ayudar a que tus vacaciones de esquí familiar se desarrollen sin problemas. Acepta que tendrás que hacer un compromiso entre esquiar con tus hijos en las pistas para principiantes versus tu propio deseo de esquiar en pistas más desafiantes. Con un poco de planificación, es posible hacer ambas cosas durante el transcurso de tus vacaciones. Lo ideal es buscar hoteles con encanto cercanos al parque de esquí para que el traslado sea lo más fácil y cómodo posible.

El segundo consejo es tener una gran cantidad de paciencia.

Habrá momentos en que tus hijos decidan no ser razonables o simplemente estén cansados ​​después de esquiar durante el día. O momentos en los que, a pesar de todos tus esfuerzos, descubres que alguno ha extraviado una pieza esencial de equipo de esquí. Estos desafíos son menores en el esquema más amplio de las cosas, así que relájate y deja que la corriente fluya. En la mayoría de los parques de esquí siempre tienen actividades para los más pequeños bajo el cuidado de un monitor experto. Esto podría ser una alternativa para que ellos se enfoquen en actividades específicas, por lo menos por un rato.

El tercer consejo es organizarse.

Tener el equipo de esquí preparado y en un lugar cercano a la pista de esquí hará que el proceso de preparación sea mucho más fácil. Saca toda la ropa húmeda o botas de esquí durante la noche y asegúrate de que tus hijos sepan dónde encontrar sus cosas. Hay muchos destinos con parques de esquí en España, pero si tu destino son los pírenos catalanes encontraras hoteles rurales en sort, cercanos a la estación de esquí de Port Ainé. Si tus hijos están tomando clases de esquí, prepárate para ir a esquiar tú mismo tan pronto como los hayas llevado a la clase. Puedes esquiar a tu propio ritmo mientras tus hijos están aprendiendo, por lo que tiene sentido aprovechar ese momento al máximo.

Finalmente, el último y cuarto consejo es regresar al hotel al final del día sin estar extremamente agotados ya que al otro día no van a querer levantarse de la cama, y así al día siguiente los niños se despiertan con energía para seguir esquiando.

Con estos cuatro sencillos consejos, estarás preparado para disfrutar de unas excelentes vacaciones de esquí en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies