El Mirador del Salto

El núcleo urbano de Chella bordea el río Sallent sobre un ribazo de paredes verticales vertiginosas. Allí se localiza este hotel rural, con seis habitaciones, salón de reuniones, barbacoa, hidromasaje y biblioteca.

En la fachada de acceso se ven pocas ventanas. Ello se debe a que las habitaciones abren sus amplios ventanales al vacío de las verticalidades de la ribera del río Sallent.

Cada habitación permite maravillarse del paisaje excepcional de los alrededores de Chella de manera diferente. En una se puede disfrutar de los colores de la naturaleza desde el jacuzzi, ya que éste se encuentra pegado al pie de la ventana.

En otra una especie de barra de bar se abre al ventanal, y tu pensamiento volará a la espectacular cascada que forman las aguas del río Chella, aprovechando un estrecho cañón, mientras disfrutas de una bebida refrescante.

Y si deseas compartir todas esas vivencias, dispones de una barbacoa en una amplia terraza, en la que, mientras saboreas unas sabrosas chuletas, podrás ver una panorámica de la cascada y del río que le da vida.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies