Donde alojarse en Madrid

hotel-madridEs una de las primeras preocupaciones cuando llegas a la ciudad; a menos que tengas el poder adquisitivo para alojarte en los Hoteles Gran Vía Madrid; y sobre todo si llevas mochila y tienes aspecto de estudiante, tendrás que conformarte con algo menos fastuoso, que los hay y muy buenos.

Una opción interesante para conocer y gastar poco, es comprar la tarjeta turística para uno, dos, tres o cinco días, con la que obtienes descuentos en restaurantes y tiendas y la visita guiada por Madrid. También incluye museos como el Reina Sofía, del Prado, de Cera, Thyssen; el tour del Bernabeu y el Palacio Real.

Además, los distintos ramales del metro y las incontables líneas de autobuses te facilitarán llegar a cualquier rincón de esta gran ciudad con su impresionante legado cultural; comenzando con la Puerta del Sol, corazón de la metrópoli, y el lugar más bullicioso y concurrido de Madrid, por la cantidad de hoteles, comercios, bares y restaurantes que se apiñan en esa zona.

Si no te puedes alojar en hoteles Gran Vía Madrid lo que puedes hacer es recorrer la principal arteria de la capital de España; con las mismas características de las grandes ciudades, alta concentración de edificios y gente. Se realizó en 1910, bajo el reinado de Alfonso XIII, siendo alcalde el conde de Peñalver, y ocupa el tramo  entre la calle de Alcalá y la plaza de España.

Otro barrio que no te puedes perder detrás de la Gran Vía es el de Chueca, muy conocido en todo el mundo por su ambiente gay, en cuyas calles y plazas se festejan con mucho entusiasmo sus fiestas, a fines del mes de junio. Proliferan  en el barrio coquetas tiendas de moda, bares de tapas, restaurantes a la última, y numerosos locales de copas.

El Parque de El Retiro es para consagrarle un día completo, si es posible en otoño, cuando luce en todo su esplendor. De inspiración francesa, este inmenso parque llegó a tener el título de Real Sitio, gracias a Felipe IV, que lo utilizó para realizar sus fiestas particulares, con teatro y batallas navales incluidas. Lo primero que hay que ver es el estanque; el corazón del parque, que los domingos se convierte en el centro de reunión de malabaristas, mimos, músicos, titiriteros y bailarines de todas clases.

Hay muchas otras cosas para ver, que irás descubriendo durante tu estancia, pero como seguramente habrás empleado todo el día, creo que es un buen momento para volver a probar suerte en los hoteles Gran Vía Madrid; quizás no sean todos tan costosos como parecen.

Fuente de la Imágen: commons.wikimedia.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies