Comer en Nueva York

Nueva York siempre ha tenido fama de ser un crisol de tradiciones culinarias. Desde las charcuterías judías hasta los puestos de tacos mexicanos, pasando por el Comedor de los Delegados en la sede central de las Naciones Unidas, los neoyorquinos gozan de una variedad gastronómica a todos los precios posibles.

Puedes pedir un perrito caliente por un dólar en Gray’s Papaya, o una hamburguesa de cien dólares en DB Bistró Moderne. Sus restaurantes de categoría se enorgullecen de servir lo más selecto de la cocina francesa.

Las modas son esenciales en Nueva York, y lo que ahora está en boga son las cocinas de renombre con un chef célebre al frente, nacional o de lugares tan distantes como Londres, París o Italia.

Varios de los mejores y más caros restaurantes del mundo; el Four Seasons, Le Cirque y Alain Ducasse at the St Regis se hallan en la zona de Midtown, igual que muchos pilares gastronómicos de Manhattan, entre ellos el nonagenario Oyster Bar, en la Grand Central Terminal.

Para poder comer en Midtown , conviene ir preparado, hay que reservar mesa, sobre todo para comer antes o después de un espectáculo teatral. Los restaurantes de esta zona, especialmente los más caros, observan normas de indumentaria.

Los hombres visten trajes, o al menos chaqueta, y las mujeres van acicaladas para pasar una noche de glamour en la ciudad. Muchos de los restaurantes de Midtown no sirven almuerzos los sábados y cierran los domingos, ya que en estos días su profesional clientela desaparece.

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies