Category Archives: Bulgaria

La ciudad de Koprívshtitza

Una de las ciudades que hoy día pertenece a la reserva arquitectónica de Bulgaria es Koprívshtitza, en la página https://www.senderismoeuropa.com/works/pueblos-tradicionales/ puede observar más pueblos pertenecientes a la reserva arquitectónica de Bulgaria, pero el caso de Koprívshtitza no es ninguna casualidad, ya que muchos la conocen como la ciudad museo, puesto que paseando por sus calles puede pasarse un día entero perplejo ante tanta belleza que tiene a su alrededor.

Bulgaria Koprivshtica

Koprívshtitza es una característica ciudad situada en la ladera de Sredna Gora, en el centro de Bulgaria. Esta villa, se caracteriza por su belleza arquitectónica, datada en los siglos XVIII y XIX coincidiendo con la época del Renacimiento Nacional, pero también por su historia, totalmente ligada a la lucha por la liberación de Bulgaria del imperio Otomano.

La ciudad es bella en sí misma con calles empedradas y fuentes fluyendo constantemente, pero destacan como monumentos arquitectónicos las grandes casas que actualmente se ven convertidas en museos con grandes e interesantes exposiciones, convirtiéndose por en tesoros nacionales búlgaros. Se pueden destacar, por ejemplo:

El complejo arquitectónico “Las Casas Palavéev” abre sus puertas durante todo el años para exibir cuadros con fondo de dedicados a Koprívshtitza y otras pinturas de autores búlgaros contemporáneos.

La casa de Óslekov que junto con la casa Lútov, forman los dos museos etnográficos de la ciudad. Ambos, datan de la época de la guerra de Crimea (1853–1856), y tienen una arquitectura exquisita con murales muy ornamentados y salones en vez de las terrazas abiertas que se observan en el resto de edificios similares de la ciudad. En ellos los visitantes pueden hacerse a la idea de las costumbres y estilos de vida del recentismo búlgaro. Concretamente en la Casa de Lútov se exhibe algo casi único en el país, alfombras de fieltro, no tejidas, típicas de Koprívshtitsa, que se distinguen por la exquisitez de su decoración.

También sirven de museo otras casas de personajes ilustres de la historia de la ciudad como el gran poeta Dimcho Debelyánov, Gueorgui Benkovski, o la del escritor y activista por la libertad nacional Luben Karavélov, pero por su gran belleza debemos destacar la del revolucionario Tódor Kábleshkov, en la cual se puede ver un artesonado que es una obra maestra de la arquitectura. Esta casa recibe visitantes a diario además de por su belleza, para escuchar la historia Kábleshkov.

Tódor Kábleshkov, fue el primero en tratar de traducir al búlgaro la novela “El Conde de Montecristo”, de Alejandro Dumas. Aunque este intento fue fallido, ya que antes de terminarla se vió envuelto en la lucha por la liberación. Kábleshkov estudió en el Liceo Francés de Estambul donde aprendió tres idiomas: turco, francés y griego y se solidarizó con las luchas del pueblo francés, con la Revolución Francesa. Este personaje ilustrado y de familia adinerada, a primera vista no tenía ningún motivo para luchar, pero como él mismos explicó al general que lo arrestó “No puedo ver a mi pueblo sufrir, todas las naciones vecinas consiguieron su libertad, sólo nosotros seguimos siendo esclavos”.

Por su enlace con la naturaleza y su arquitectura, Koprívshtitza atrae a los turistas en todas las estaciones del año, pero sobre todo durante el Festival Folklórico. En esta fecha, en los prados en las inmediaciones de Koprívshtitza se reúnen todos los habitantes para cantar y bailar los cantes y danzas típicos del folklore popular. Esta fiesta hace que cada año se rememore el sentimiento patriótico, haciendo una representación de los acontecimientos de la sublevación de abril de 1876. Rememorando estos hechos, se evoca la historia y el espíritu de los sucesos del pasado, para sentirse orgullosos de lo que hoy son.

Visitar este lugar sin duda merece la pena, y gracias a empresas como https://www.senderismoeuropa.com/ ya no es imposible llegar a lugares como este en los que parece que están viviendo en el pasado por la paz y la tranquilidad que es raro encontrar en cualquier lugar del mundo en la actualidad.

Parador Enrique II

Este hostal ubicado en Salamanca ocupa el castillo que Enrique II de Trastámara levantó entre finales del siglo XIV y principios del XV sobre una antigua fortificación romana. Recuperado a principios del siglo XX para la hostelería, se utilizó como hotel privado hasta 1931, año en que fue convertido en Parador.

Después sería remodelado y reformado en diversas ocasiones, la última en el 2000. Su ubicación permite disfrutar de bonitas vistas sobre el río Águeda y el Campo Charro. Destacan el espléndido patio y los jardines, que ocupan la parte superior de la muralla, tapizada por la espesa hierba.

Dispone de 35 habitaciones con todo lo necesario para una feliz estancia. Tiene forma circular, se caracteriza por una austeridad casi monacal y dispone de dos camas de madera con un pequeño dosel que apenas sobresale de la pared.

El resto son todas diferentes; cuatro cuentan con un balcón corrido que da hacia los jardines y el río. Su decoración es alegre, aunque sin desentonar con el marco general, y se ha empleado mobiliario castellano.

En el restaurante del Parador, puede disfrutar de hermosas vistas, mientras saborea platos regionales e internacionales como la sopa de rabo de buey, el salmón marinado o la paletilla de cordero rellena.

Quienes prefieran la cocina regional más tradicional podrán decantarse por los embutidos y jamones ibéricos, los asados y los huevos fritos con farinato.

[ratings]

RIU Hotels & Resorts

Este verano cerca de la ciudad de Varna, en Bulgaria, RIU Hotels & Resorts inaugurará el Riu Dolce Vita, un hotel de cuatro estrellas con “todo incluido”, y doscientos noventa habitaciones, incluidas las suites.

Esta prestigiosa cadena hotelera española, que comenzó sus actividades en 1953, está presente en 18 países con más de 100 hoteles, y 20.000 trabajadores, que estarán pendientes de tus requerimientos, para que tu estancia sea perfecta.

También cuenta con conexión a internet wifi, piscina, y entretenimientos para todos los miembros de la familia, además de espectáculos nocturnos, que darán el broche final a un día de actividades.

En cuanto a la gastronomía, la cocina es internacional, elaborada con excelentes productos, postres variados, y con reserva previa, podrás degustar las especialidades Búlgaras.

Y lo importante es que podrás disfrutar de todo, con la tranquilidad que da saber que no habrá sorpresas cuando termines tu estadía, porque está “todo incluido”.

[ratings]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies